El retoque fotográfico es el nuevo aliado de la belleza

Los cánones de belleza cambian abrazando la inclusividad, un terreno en el que la figura de los retocadores fotográficos, un oficio que suele caer en la sombra tras los fotógrafos, juega un papel indispensable en los resultados finales, que ahora lejos de la perfección apuestan por la naturalidad.

Retoques invisibles

 Están presentes en todas las grandes campañas publicitarias, de moda, e incluso tras las fotografías de producto de todo tipo de ámbitos, y son los responsables de hacer que las imágenes luzcan mejor, más atractivas, llamativas y sujetas a las tendencias del momento.

 “El retoque fotográfico completa la fotografía, y es más de la mitad del resultado final de una imagen” explican a Efe en una entrevista  Manuel Sanchdell y Judith Moreno, de Samretouch. Tras seis años dedicados al sector del retoque con firmas internacionales como Coca-Cola, Zara y Puma a sus espaldas, ambos coinciden en su visión de un buen trabajo de retoque: “el mejor retoque, es aquel que no se nota”, desgranan.

 Un oficio que comenzó con la fotografía analógica, en la que “el retoque constaba de modificar los tonos de las imágenes en un laboratorio”, para desembocar en el retoque digital, que vivió su ‘boom’ a través del Photoshop, abogando por “pieles con textura de plástico y eliminando imperfecciones”, detallan, haciendo hincapié en que al igual que en todos los sectores, el retoque también “sucumbe a modas” y tendencias del momento.

 Ahora, las normas han cambiado en busca de la naturalidad, buscando “realzar la belleza haciendo que la fotografía sea más atractiva,” argumentan, puntualizando que aún así, “los cánones siempre dependen de la cultura fotográfica de cada país”, sujetos a la concepción de belleza del lugar.

FUENTE: https://www.efe.com/efe/espana/efeestilo/el-retoque-fotografico-es-nuevo-aliado-de-la-belleza/50000912-4252637#

¡Quiero recibir las noticias!

Recibe las noticias directo en tu correo electrónico...